Sensorización inteligente para mejorar la eficiencia energética

Sensorización inteligente para mejorar la eficiencia energética - ASEISA

La tecnología ha entrado a formar parte de nuestras vidas a pasos agigantados. Tanto es así que nos cuesta imaginar como sería nuestro día a día sin ella. Los avances técnicos nos permiten evolucionar y desarrollar nuevos mecanismos o servicios, pero también pueden ser muy útiles para favorecer la sostenibilidad y el medio ambiente. En este sentido, un ejemplo muy claro es la sensorización inteligente para mejorar la eficiencia energética.

Los sensores suponen un avance tecnológico y, además, nos ayudan a proteger el entorno reduciendo el consumo innecesario, por ejemplo, de agua o electricidad. Y esto si solo nos centramos en el aspecto residencial, puesto que sus usos y ventajas son mucho mayores en el terreno industrial. Parkings, supermercados, establecimientos de restauración, gran industria… los sensores están cada vez más presentes.

Tipos de sensores

En ASEISA, como empresa especializada en suministros eléctricos, contamos con una amplia variedad de sensores. Asimismo, se hace necesario poner de manifiesto que para el correcto desarrollo de los sensores se requiere de un automatismo que es el que recibe la información del exterior, la procesa y emite posteriormente la respuesta acorde a cada caso.

A continuación te presentamos algunos de los sensores más frecuentes:

  • Sensores de contactos
  • Sensores ópticos
  • Sensores térmicos
  • Sensores magnéticos
  • Sensores infrarrojos, etc.

¿Sabías que existían tantos? Cuéntanos tu proyecto y nuestros expertos podrán asesorarte sobre el sensor que mejor se ajuste a tus necesidades. Sin compromiso. Estamos para ayudarte.

Sensorización inteligente para mejorar la eficiencia energética y nuestro entorno

Los sensores favorecen la optimización de procesos, ayudándonos así a reducir gastos innecesarios y a cuidar el medio ambiente. Son lo que a día de hoy se denomina eco-friendly.

Cada vez más sectores son conscientes de este potencial. No se trata solo del sensor que apaga la luz en el baño de un restaurante, sino que sus posibilidades van mucho más allá. En el mundo hotelero, por ejemplo, se emplea para analizar el perfil del huésped y reducir gastos, en el agrícola para mejorar los regadíos y así hasta un sinfín de alternativas donde el Big Data y la automatización de los sensores pueden ayudarnos a incrementar la rentabilidad de nuestros negocios. No es ninguna tontería.

Hay que adaptarse a los cambios que se van produciendo en un mercado tan acelerado y un mundo tan globalizado como el que vivimos.

No dudes en impulsar la medición y monitorización inteligente de las redes para ser más eficiente. Si tienes dudas, consúltanos sin compromiso. Tenemos una amplia experiencia en la implantación de sensorización inteligente para mejorar la eficiencia energética.

 

Fuente: Twenergy y El Mundo

Imagen: Freepik

 

Deja una respuesta

Sevilla

Huelva

Málaga